Realizo ejercicio regularmente, llevo una dieta saludable y una vida sana, ¿hay algo más que pueda hacer para evitar padecer alguna enfermedad del ano o recto?
No. Aunque algunas afecciones pueden desarrollarse por malos hábitos también pueden darse por herencia o por diversos factores externos, como la aparición de un absceso.

 
Padezco estreñimiento de forma habitual. Siempre me siento hinchada, con sensación de pesadez. He intentado resolver esta incómoda situación tomando mucha fibra pero no es suficiente. Además, los resultados de las pruebas que me han hecho (enema anal, colonoscopia, histeroscopia) son normales. ¿Qué puedo hacer?
Lo que tiene que plantearle al especialista es la valoración de suelo pélvico, pues en muchas ocasiones por la debilidad de éste se tiene problemas en la defecación. En esta situación, es recomendable además comer fruta y verdura habitualmente.

 
¿Qué es la incontinencia fecal?
La incontinencia fecal es la incapacidad para retener gases o heces por un fracaso en la capacidad de contracción de los esfínteres del ano. El origen principalmente se puede deber a una pérdida de tono o fuerza de los enfínteres o una rotura de éstos. Para diagnosticar la causa de la incontinencia se debe realizar una ‘manométrica del canal anal’ para poder medir la fuerza y la capacidad contráctil de los esfínteres.

 
Périodicamente padezco algunos épocas con abundante picor anal. No padezco de otros síntomas y depongo con regularidad. ¿Qué debería hacer para valorar este síntoma?
Usted debe acudir al dermatólogo para que descarte en primer lugar un eccema perianal. En caso de no ser ésto él le mandará al proctólogo para un exploración anorectal.

 
¿Qué es una fisura anal?
La Fístula de ano conforma el capitulo más preocupante de la patología anal por sus consecuencias, ya que se puede llegar a la incontinencia anal (falta de control en la defecación). Tanto la fístula como el absceso son los signos o resultado de la infección de las glándulas que están situadas entre el ano y el recto. La causa más frecuente de esta infección es la fisura. El absceso es la forma aguda y la fístula la forma crónica.

 
¿Es lo mismo un absceso anal que una fístula?
Un absceso anal es una cavidad infectada llena de pus cerca del ano o del recto y una fístula anal es casi siempre el resultado de un absceso anterior. Primero se infecta generalmente una glándula en el ano y posteriormente se forma un túnel, buscando salida de la infección a la piel perianal. Se podría decir por tanto que el absceso es como el proceso agudo y la fístula el proceso crónico. Cabe destacar que normalmente el absceso es muy doloroso y cuando se forma la fístula y se exterioriza el pus el dolor suele disminuir o desaparecer.

 
¿Qué hacer cuando se tiene una fístula anal durante meses?
Lo primero que debe realizar es una consulta a un especialista para que valore el estado de la fístula. Si su calidad de vida es pésima lo que seguramente le aconsejará su médico es que se opere cuanto antes. Si la cirujía de la fisura está en manos expertas los resultados son muy buenos y la recuperación para desempeñar la vida laboral es rápida.

 

¿Te ha gustado este artículo?
Dale al “Me gusta” o escríbenos tu comentario!

Share This