¿Qué técnicas quirúrgicas se emplean para el tratamiento de enfermedades en el Centro Proctológico?

Los profesionales de nuestro Centro Proctológico se sirven de numerosas técnicas para el tratamiento de las enfermedades más habituales de los pacientes que nos visitan. Este post pretende ser un glosario de los procedimientos más genéricos llevados a cabo por nuestros médicos expertos, ilustrado con vídeos de las intervenciones para comprender mejor cómo se combaten las enfermedades colorrectales más comunes. Escleroterapia La escleroterapia es la técnica más adecuada para el tratamiento de las fisuras o hemorroides internas de pequeño tamaño. No requiere anestesia y el riesgo de complicación es fácilmente controlable e infrecuente (inferior al 1%). Crioterapia Exportada directamente desde Estados Unidos, la intervención crioterapéutica alcanza temperaturas de hasta ochenta grados bajo cero, por lo que no requiere anestesia de ningún tipo. La intervención es rápida y segura, no es necesario un proceso postoperatorio ni tiene efectos secundarios importantes. La operación tiene lugar en el plazo de una semana en un número máximo de dos sesiones. Ligaduras La ligadura es uno de los métodos más efectivos para el tratamiento de hemorroides, ya que elimina tanto el dolor como la hemorragia en sí, después de una prolongada compresión del muñón. Las complicaciones tras un proceso quirúrgico de ligaduras son muy poco frecuentes, y sirven para tratar las hemorroides de cualquier grado. Láser CO2 Cada vez más y más usado no solo en el ámbito proctológico sino ya directamente en cualquier campo de la medicina, el Láser CO2 se perfila como una de las técnicas quirúrgicas más precisas y más baratas de todos los tiempos. Este procedimiento, que reduce drásticamente y en ocasiones puede llegar a hacer desaparecer el dolor postoperatorio,...

¿Qué enfermedades tratamos en el Centro Proctológico?

Muchos pacientes asumen que las molestias o los dolores que presentan en su zona rectal son síntomas inequívocos de hemorroides o de cáncer de colon, pero existen numerosas enfermedades menos comunes y que muestran un cuadro de síntomas parecidos a estas dos dolencias. En este breve artículo procuraremos glosar todas las enfermedades que tratamos con enlaces a nuestra página web oficial en la que explicamos breve pero concisamente la sintomatología más común y los tratamientos más adecuados para cada tipo de dolencia. En algunos enlaces podréis ver fotografías y vídeos sobre la enfermedad abordada. Hemorroides Las hemorroides, una de las enfermedades más comunes de nuestro tiempo, presentan distintos niveles de gravedad, y se extirpan mediante una operación comúnmente conocida como hemorroidectomía. Dentro de esta operación existen diversas técnicas quirúrgicas que difieren de acuerdo a dicho nivel de gravedad. Muchas veces los pacientes presentan una dolencia conocida como mariscos cutáneos, que se confunden con frecuencia con las hemorroides y son mucho menos peligrosos. Cáncer de colon En cuanto al cáncer de colon, hay que saber diferenciar desde el principio que, como en todos los tumores, podemos tener un cáncer benigno (adenoma) o maligno (cáncer de colon propiamente dicho). Ambos requieren extirpación, pero en el primer caso no requiere ingreso ni sedación, mientras que en el segundo el quirófano es siempre imprescindible. La técnica de extirpación del cáncer de colon maligno variará de acuerdo a la ubicación del tumor, más o menos profunda. En la página también contamos con un decálogo de prevención de hemorroides y un decálogo contra el cáncer de colon, que recoge los consejos más útiles para aplicar...

¿Qué es el rectocele y cuáles son las hernias más comunes en los músculos pélvicos femeninos?

En ocasiones los músculos femeninos de la pelvis que rodean el recto presentan como base un defecto que puede derivar en hernias más dolorosas que peligrosas, pero que sin embargo menoscaban sensiblemente la calidad de vida de la paciente. Estas hernias pueden darse en el intestino delgado (enterocele), en el intestino grueso (sigmoidocele), en la vejiga (cistocele) o en el recto (rectocele). Estas dos últimas son las más comunes. Nociones básicas del cistolete El cistocele aparece como consecuencia de un defecto en el tejido que separa la vejiga de la vagina, llamado fascia. Esta protuberancia se clasifica en tres grados, de más leve a más grave, dependiendo del grado de hundimiento de la vejiga a través de la abertura vaginal. Entre sus síntomas se encuentra una presión constante en la pelvis y acentuada durante las relaciones sexuales, pequeñas pérdidas de orina ante actos espontáneos cotidianos como reír, estornudar o llorar, y un vaciado incompleto de la vejiga tras la evacuación, además de frecuentes infecciones en esta vesícula. No obstante, cualquiera de estas señales no implican necesariamente que la paciente tenga cistocele, ya que existen numerosas afecciones de salud más o menos graves que pueden causar estos síntomas. Ante un cistocele, los procedimientos más habituales a seguir por un médico (previo examen físico) consisten en un examen pélvico en profundidad, una prueba radiológica durante la micción (cistouretrograma de evacuación) y un análisis de orina que determine signos de infección. Nociones básicas del rectolete El rectocele, al igual que el cistocele, también tiene su causa en un defecto de la fascia, aunque en esta ocasión es el recto el que se desvía...

¿La ingesta de analgésicos ayuda a evitar la aparición de cáncer de colon en un sujeto?

Este tema ha suscitado numerosos debates desde hace mucho tiempo. De hecho, en la revista médica británica The Lancet se publicó el año pasado un artículo que hablaba sobre el beneficio generado por la aspirina para evitar el cáncer de colon sobre 14.000 pacientes. Dada la importancia del tema tratado y de la información que habitualmente se publica acerca de este asunto, el director del Centro Proctológico, el doctor Germán Vázquez, desea plasmar su opinión a lo largo de este artículo. Cabe señalar que los estudios que abogan por los analgésicos para la prevención del cáncer se basan en que se sabe que en los tumores colorrectales hay una enzima, llamada COX-2, en niveles muy elevados. Al parecer, la ingesta habitual de Antiinflamatorios No Esteroideos (AINES) reduce esta enzima y, con ello, el cáncer. Respuesta individual Germán Vázquez destaca tres ideas que deberían tenerse muy en cuenta con respecto a este tipo de medicamentos. La primera hace referencia a la respuesta individual que tiene cada medicamento, pues el sujeto no siempre responde de la misma manera al mismo medicamento debido a factores genéticos. Por ello, se está investigando con farmacogenética para llegar a los tratamientos conocidos como ‘a la carta’. Efectos secundarios El segundo punto que el director del Centro Proctológico desea resaltar hace referencia a los efectos secundarios de este tipo de medicamentos, llamados analgésicos y conocidos en el ámbito clínico como AINES. En este sentido, es sabido por todos los que ejercen la medicina que los AINES tienen la capacidad de generar problemas cardiovasculares, hemorragias digestivas y úlceras gástricas, sobre todo la aspirina. Para que se puedan...

¿Cómo me preparo para una colonoscopia?

El colon debe estar vacío, es indispensable la limpieza completa de los intestinos para lo cual el médico dará las respectivas instrucciones, que pueden ser no comer alimentos sólidos durante dos o tres días antes del examen y tomar laxantes. Además, por lo general se solicita al paciente que deje de tomar ácido acetilsalicílico, ibuprofeno, naproxeno u otros medicamentos anticoagulantes durante varios días antes del examen. A su vez, también se le pedirá al paciente que beba abundante cantidad de líquidos claros los días previos a la prueba, como son el café o té puro (sin leche), el caldo o concentrado de carne sin grasa, la gelatina, las bebidas para deportistas, los jugos de frutas colados y el agua. _______________ Para más información, visita la web de Centro...

¿Qué es una colonoscopia?

La colonoscopia es una prueba o procedimiento que permite al médico conocer y observar el interior del intestino grueso o colon, desde la parte inferior llamada recto hasta el final del intestino delgado a través de un instrumento llamado colonoscopio que tiene, a su vez, una pequeña cámara adherida a una sonda flexible. ¿Por qué se realiza una colonoscopia? Esta prueba médica se puede llevar a cabo por varias razones: Dolor abdominal, cambios en las deposiciones o pérdida de peso. Cambios anormales (como pólipos) hallados en una sigmoidoscopia o en exámenes radiográficos (tomografía computarizada o enema opaco). Anemia debido al bajo nivel de hierro (por lo regular cuando no se ha encontrado ninguna otra causa). Sangre en las heces o heces negras o alquitranosas. Seguimiento de un hallazgo previo, como pólipos o cáncer de colon. Enfermedad intestinal inflamatoria (colitis ulcerativa y enfermedad de Crohn). Exámenes de detección para cáncer colorrectal. _______________ Para más información, visita la web de Centro...