La inspección del canal anal es muy importante

Para realizar un diagnóstico correcto de la fístula anal se debe llevar a cabo en el paciente una exploración minuciosa y cuidadosa del canal . Asimismo y para evitar el dolor,  sistemáticamente la zona será lubricada antes del tacto rectal con cremas que llevan anestésicos locales. Además, la exploración debe realizarse con anoscopios de mínimo calibre que permitan pasar con las mínimas molestias para el paciente, con el fin de que quede reflejado tanto el trayecto de la fisura como la patología asociada:  hemorroides, papilas hipertróficas, etcétera. Cabe señalar que estas formaciones intentan salir con la defecación pero al estar adheridas al canal no pueden eliminarse, pero sí hacen aumentar y perdurar la fisura al rasgar la zona anal. Por otro lado, en las fisuras crónicas y según el aspecto, el médico debe hacer el diagnóstico diferencial para descartar la posibilidad de úlceras por enfermedades venéreas (sífilis), así como también se llevarán a cabo las pruebas necesarias para descartar el cáncer anal y la enfermedad de Crohn. _______________ Para más información, visita la web de Centro... leer más

Las fisuras agudas y las fisuras crónicas

La clasificación se suele realizar  en mayor medida en función del aspecto que tiene la fisura que del tiempo de evolución, aunque algunos expertos consideran que después de 8-12 semanas de evolución las fisuras se deben considerar cronificadas. Por lo tanto, hablaremos de dos tipos de fisuras anales en función del tiempo de evolución. Primero, fisuras agudas que se caracterizan por ser un desgarro superficial de bordes limpios. Segundo, fisuras crónicas cuando existen antecedentes de dolor de aproximadamente 4 semanas de evolución. Las fisuras crónicas se caracterizan por ser un desgarro profundo con una úlcera de bordes idurados, en cuyo lecho se pueden apreciar las fibras del enfínter anal interno y generalmente acompañado de un pliegue cutáneo indurado en el extremo distal (hemorroide centinela) y una papila hipertrófica en el borde proximal (pólipo de Lane). _______________ Para más información, visita la web de Centro... leer más

Fisura anal

La fisura anal afecta a hombres y mujeres por igual, sobre todo entre los 30 y 50 años, y es una pequeña herida en la piel que recubre el ano y en muchas ocasiones se extiende hasta el canal anal. Esta herida se sitúa en la parte posterior del ano y con menor frecuencia en la parte anterior (12 y 6 según las manecillas del reloj) porque son las zonas de más erosión cuando pasan las heces, sobre todo en los pacientes que sufren estreñimiento. Las fisuras anales suelen tener forma alargada y los bordes son nítidos. En ocasiones se pueden visualizar en el fondo de la fisura las fibras del esfínter interno (el esfínter que no controlamos voluntariamente). En muchas ocasiones el tratamiento de las fisuras anales requiere de cirugía El tratamiento puede ser médico, fisioterapeuta mediante inyecciones con anestésicos en la misma fisura, o a través de cirugía. En este sentido, el tratamiento quirúrgico consiste en la esfinterotomía lateral interna, técnica que se realiza bajo sedación y anestesia local de los nervios hemorroidales y pudendos. La intervención consiste en realizar una pequeña incisión en el margen izquierdo del ano, se localizan las fibras del esfínter interno y se seccionan parcialmente. En los casos de fisuras de grandes tamaños y profundas es necesario resecar un triángulo de piel junto con la fisura. El resultado es inmediato: disminuye de forma importante el dolor y la tasa de recidivas es muy bajo. La fisura generalmente se acompaña de un pólipo o hemorroide centinela Este tipo de fisura se caracteriza por un dolor intenso durante y después de la defecación; tono... leer más

Condilomas acuminados

Los condilomas acuminados son como verrugas que pueden aparecer tanto en la piel perianal como en el mismo canal anal. Al principio su tamaño se asemeja al de la cabeza de un alfiler pero a medida que crecen se observan con frecuencia del tamaño de un guisante e incluso de mayores dimensiones. Están producidos por el virus del papiloma humano (VPH) que se transmite como norma por contacto sexual. Es decir, es una infección vírica de transmisión sexual. Obligatoriamente los condilomas acuminados deben ser eliminados; a veces es suficiente con la aplicación de pomadas pero en otras ocasiones deben ser extirpados con cirugía. En este último caso, el Centro Proctológico le recomienda el láser quirúrgico de CO2, gracias al cual se tienen un postoperatorio menos molesto y una recuperación más rápida. Importante: Ningún proctólogo le puede garantizar que no se puedan reproducir. _______________ Para más información, visita la web de Centro... leer más

Hemorroides: el agua puede aliviar, pero no curar

En un reciente reportaje publicado por el diario ‘El Mundo‘, en la sección de Innovadores de la región de Castilla y León, un profesor de Ingeniería de Sistemas y Automática de la Universidad de Valladolid, Ramiro Merino, ha afirmado que a través del uso de su invento, un artilugio bautizado oficialmente como ‘irrigador de flujo continuo’, se pueden prevenir y curar patologías como las hemorroides, el estreñimiento, las infecciones vaginales y otros problemas relacionados con el recto o el colon y sus efectos ‘colaterales’. Ramiro Merino se arriesga a decir que “un chorro de agua debidamente controlado evita problemas de salud graves a largo plazo” y, además, afirma que con el uso de su invento, probado en tan solo 40 personas, se elimina la suciedad del recto y con ello se previene y se pueden curar ciertas patologías. Además, asegura que su invento tiene un 100% de eficacia. ¿Cómo funciona el aparato? Merino explica que el artilugio debe colocarse a la altura del ano y una vez abierto el paso al agua, el fluido saldrá con la suficiente fuerza que provocará que el esfínter se abra y penetre por la cavidad rectal, eliminando toda clase de impurezas y residuos fecales. A través de la lectura de este reportaje en el que se plantea una solución fácil a la población que sufre este tipo de patologías se pueden sacar conclusiones claramente erróneas, pues el uso indiscriminado de este aparato puede causar graves consecuencias a las personas que decidan probarlo. Por ello, el Centro Proctólogico, especialista en estas enfermedades, considera oportuno realizar una opinión experta al respecto. Lo primero que se... leer más

Cáncer colorrectal: mitos y realidades

Seguro que muchos de vosotros os habéis preguntado en alguna ocasión si el cáncer colorrectal es mortal o si la colonoscopia solo se debe hacer cuando se tiene síntomas. Estas son dudas o cuestiones que suelen tener muchas personas de la sociedad  porque actualmente existen muchos mitos acerca de este tipo de cáncer y, por eso,  a continuación se desarrollan una serie de ellos. Mito 1: Todo sangrado es por hemorroides Para los pacientes y también para mucho médicos, que desafortunadamente en ocasiones se toman el diagnóstico muy a la ligera, el sangrado de la zona ano-rectal se asocia a tener hemorroides y este pensamiento está muy alejado de la realidad.  Por ello, cuando se acuda a la consulta de un médico se debe exigir siempre una exploración médica o bien solicitar el traslado del caso a un servicio de coloproctología, con el fin de llevar a cabo las pruebas adecuadas y poder confirmar el diagnóstico de hemorroides o descartar otras posibilidades. Mito 2: Nada se puede hacer una vez diagnosticado el cáncer La mayoría de los cánceres comienzan como un pólipo, una masa de tejido que comienza en el recubrimiento y crece hacia el centro del colon o el recto. Este tejido puede ser cáncer o puede que no sea así, de hecho, prácticamente todos los cánceres de colon se desarrollan sobre pópilos no cancerosos  y es importante tener en cuenta que si se detecta anticipadamente, con frecuencia es curable. Mito 3: El cáncer colorrectal es mortal Cuando el cáncer es cogido a tiempo el 90% de los pacientes lo superan, pero debe saber que sólo un 37% de... leer más

Cáncer colorrectal

El cáncer colorrectal es el que se origina en el colon o el recto y, por tanto, en el sistema digestivo, al que también se le conoce como sistema gastrointestinal o GI. La pared del colon y del recto está compuesta por capas de tejido. El cáncer colorrectal se origina en la capa interna y puede crecer a través de algunas o de todas las demás capas. La etapa (extensión de la propagación) del cáncer depende en gran medida de la profundidad que ha alcanzado en estas capas. Una de cada dos personas puede presentar un cáncer de colon Este tipo de cáncer afecta a los dos sexos por igual y conviene saber que una de cada dos personas puede presentar un cáncer de colon.  No obstante, más de un 90% de los pacientes diagnosticados a tiempo (en las primeras etapas) se curan, mientras que esta tasa desciende al 50% cuando su diagnóstico es tardío. _______________ Para más información, visita la web de Centro... leer más

Las partes del colon

Hay 4 partes diferentes del colon: ascendente, transverso, descendente y sigmoide (el recto se une a esta última parte). El colon ascendente es la segunda parte del intestino grueso y está situado en posición vertical, en el lado derecho del abdomen y se extiende hacia arriba hasta el ángulo hepático (ángulo que forman el colon transverso con el colon ascendente), por debajo del hígado. El colon transverso es la tercera parte del colon y es la más móvil y la más larga, aproximadamente mide unos 45 cm. Se sitúa transversalmente en el abdomen, de derecha a izquierda, y cruza por debajo del hígado, estómago y bazo, y por encima del intestino delgado. Esta porción se extiende desde el ángulo hepático hasta el ángulo esplénico ( ángulo que forman el colon descendente con el colon transverso), puntos donde forma un ángulo de 90 grados. El colon descendente es la parte del intestino grueso que continúa después del colon transverso hacia abajo, por el lazo izquierdo del abdomen y es seguido por el colon sigmoide a la altura de la pelvis. Es la parte del intestino grueso en la que se acumulan y compactan las heces. El colon sigmoide es la útima porción del intestino grueso y se caracteriza por tener forma de la letra S. Mide aproximadamente 40 centímetros y une el colon descendente con el recto.   ______________ Para más información, visita la web de Centro Proctológico  ... leer más

El colon y el recto

El colon es la primera sección del intestino grueso, de hecho, es la mayor parte de este intestino y  en ella se lleva a cabo la absorción de los nutrientes y del agua de los alimentos ingeridos, y sirve de contenedor para el material de desecho. El recto El recto es la última parte del intestino grueso a la que llega el material desechado por el colon para ser expulsado al exterior. Está situado entre el colon sigmoide y el ano, por delante del sacro y por detrás de la vejiga y la uretra en el hombre o por detrás del útero y la vagina en la mujer. Mide entre 17 y 20 centímetros y la apertura del conducto hacia el exterior está protegida por dos esfínteres, uno interno formado por musculatura lisa y otro externo de musculatura estriada. El recto puede verse afectado por múltiples afecciones como, por ejemplo, hemorroides, fisuras o infecciones. _______________ Para más información, visita la web de Centro... leer más

Germán Vázquez: “Más vale prevenir que curar”

El estreñimiento es un problema y es un problema crónico que tanto el paciente como el médico deberíamos prestarle atención. Considero que algunas veces a los médicos no se les presta la debida atención porque al no tratarse de una enfermedad grave la podemos mirar de soslayo, aunque no debemos olvidar que para el paciente es un síntoma muy molesto. “Más vale prevenir que curar” Considero además que el concepto de la medicina afortunadamente ha cambiado; antes el fin primordial era curar, ahora debemos prevenir porque es bien sabido que más vale prevenir que curar. “Podemos reeducar nuestro intestino” Finalmente, pienso que el hecho de no conocer antiguamente los mecanismos exactos de la producción del estreñimiento nos detenía a los médicos a estudiarlo; actualmente el arsenal diagnóstico y terapéutico para el estreñimiento es muy grande y esto facilita que prestemos más atención a las personas que lo padecen y, sobre todo, podamos ayudarles en su prevención con un correcto tratamiento. Con las nuevas técnicas existentes podemos reeducar nuestro intestino. _______________ Para más información, visita la web de Centro... leer más

El estreñimiento, uno de los trastornos digestivos más frecuentes

El estreñimiento es uno de los trastornos digestivos crónicos más frecuentes, de hecho, cerca de un 80 % de la población lo sufre en algún momento de sus vida. Es un síntoma que tiene distintos significados y, por tanto, puede ser diagnosticado por diferentes razones. Comúnmente el estreñimiento aparece cuando las defecaciones son poco frecuentes, pero también puede padecerse por disminución en el volumen o el peso de las heces, por un sobreesfuerzo para conseguir la deposición, por la insatisfacción al finalizar cuando se tiene una sensación de evacuación incompleta, o por la necesidad de enemas, supositorios o laxantes con el fin de ir periódicamente al servicio. El estreñimiento por lo general suele ser de tipo primario El estreñimiento puede ser primario, debido al mal funcionamiento del propio intestino, o secundario, como manifestación de otra enfermedad. Las causas que lo generan dependerán del tipo de estreñimiento diagnosticado. La mayoría de las veces el estreñimiento es primario y se debe a la ingesta de una dieta inapropiada, pobre en fibra, o a alteraciones en el funcionamiento, movimiento, del propio colon, del recto o del ano. Una de las causas más frecuentes del estreñimiento secundario es la toma de otros medicamentos, como analgésicos para el dolor, el control de la tensión y la depresión. En este sentido, cabe señalar que se debe tener cuidado con el uso y abuso de laxantes porque aumenta y mantiene el estreñimiento, lo que puede desembocar en un colon vago (dilatado y sin movimiento). El estreñimiento secundario puede ser causado además por un tumor benigno o maligno de colon. Un síntoma de ello puede ser la... leer más

Teléfonos Citas y Urgencias

915 199 630

915 199 965

Llámenos para consultarnos su caso, para concertar una cita o resolver una urgencia. Estaremos encantados de atenderle.

Consulta al Dr. Vázquez

Nombre

E-mail

Mensaje


Share This